miércoles, 31 de agosto de 2011

Wikileaks: información sí, avalancha no



Voy a retomar el sano ejercicio intelectual de escribir un ensayo. Podría referirme a la reforma constitucional, mas parece que los ciudadanos no tenemos nada que decir al respecto (lo ocurrido en los últimos días confirma que vivimos en una boba “votocracia”, no en una democracia verdadera). Así que prefiero centrarme en las filtraciones de Wikileaks. Aunque se trata de un tema que ha perdido cierta trascendencia mediática en las últimas semanas, las actividades de la organización fundada por Julian Assange merecen un comentario. Criminal para muchos políticos, héroe para algunos gurús de la informática y la tecnología, este hombre ha sido oportunamente acusado de violación. Mientras los tribunales quizá más presionados de todos los tiempos deciden su futuro, la organización continúa con sus filtraciones y su lucha por reinventar el concepto de la libre información.

¿Qué pretende Wikileaks? Sus ideólogos están convencidos de que los políticos no pueden ocultar nada a los ciudadanos. Sin embargo, en mi opinión es un error y una irresponsabilidad poner toda clase de informaciones en un mismo archivo y colgarlo en la red a disposición de cualquiera. No cabe duda de que existen actitudes de los gobernantes y de sus ejecutores que merecen ser denunciadas. Wikileaks ha obtenido grandes logros en ese sentido. Por ejemplo, en este conocido video se observa sin edulcorantes la brutalidad de unos soldados estadounidenses contra la población civil iraquí:




Pero, ¿de verdad necesitamos saber, por ejemplo, la opinión del embajador estadounidense en España sobre el presidente del gobierno? Aunque tal vez resulte divertido o morboso leerla, ¿ayuda a mejorar las relaciones entre ambos países? Al contrario, tan solo las enrarece y obstaculiza. Incluso pueden ocurrir cosas peores: Fuga de cables

La diplomacia difícilmente cumpliría su función si cada informe se publicara en la red. Se convertiría en un ejercicio de hipocresía institucionalizada. De pronto, todos los políticos tendrían una opinión maravillosa de sus compañeros… y dejarían de proporcionar observaciones útiles. Por tanto, aunque condeno los fútiles intentos de ahogar a Wikileaks en la red, creo que la organización debe gestionar la información de manera más cuidadosa y selectiva, mostrando solo aquella que demuestre una actividad ilegal o poco ética de las autoridades.

10 comentarios:

  1. UNA ORGANIZACIÓN MUY POLÉMICA POR SUS OBJETIVO. CONSIDERO SU SUBVERSIVA INFORMACIÓN, ALGO MUY INTERESANTE Y NECESARIO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  2. Yo también lo creo. Wikileaks ha dado esperanza a mucha gente y ha alumbrado molestas realidades camufladas por el poder. Sin embargo, hoy más que nunca es necesario distinguir y privilegiar la información relevante de la ordinaria. De ahí proviene esencialmente mi crítica a la organización.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hello! My first visit, will visit you again. Seriously, I thoroughly enjoyed your posts. Congratulations for your work. If you wish to follow back that would be great I'm at http://nelsonsouzza.blogspot.com
    Thanks for sharing!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Nelson, gracias por tu visita. He estado en tu blog, pero lamentablemente mi escaso conocimiento del idioma portugués me impide entender bien tus textos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Wikileaks representa, muy probablemente, lo mejor y lo peor de las nuevas tecnologías de la información. Me parece natural, por tanto, que tenga detractores furibundos y apasionados defensores.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Concuerdo contigo. Wikileaks tiene la posibilidad de contribuir grandemente a la libertad y a la democracia. Es una organización con enorme potencial, pero la delicada información que maneja merece un trato aún más delicado. En este artículo he tratado de asumir una visión lo más neutral posible.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. donde està la linea de la razòn que no debemos traspasar cuando queremos demostrar la realidad pura y dura...como bien dices a veces es el morbo lo que mueve el tener una informaciòn desproporcionada....me gustas como escribes

    un saludo

    fus

    ResponderEliminar
  8. Y como prueba irrefutable del poder del morbo se pueden esgrimir las audiencias de los programas llamados "del corazón", cuyo contenido resulta más bien descorazonador. Al menos Wikileaks tiene algo interesante que contar.
    Saludos y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  9. Eres lo más objetivo que he leído sobre este tema, es más, hasta cambiaste un poco mi perspectiva al respecto. Eres grande :)

    ResponderEliminar
  10. Muy acertado tu texto. Me alegra ver que aún queda gente que usa la cabeza y saca sus propias conclusiones en lugar de apropiarse de las que oye por los derroteros que más frecuente.

    ResponderEliminar