martes, 4 de octubre de 2011

Sobre el arte

Enemigo del olvido, el arte permite que sobreviva la creación del ser humano, eclipsando sus escombros y reflejando la luz aun del espíritu más oscuro. El artista genial pudo ser un canalla, una persona odiada en vida o un desgraciado. Pero, cada vez que una mujer o un hombre la contempla, lo redime su obra del infierno. El arte existirá como un paraíso intemporal siempre que perviva la más vaga idea de belleza en el mundo.

¿Quién recuerda hoy las travesuras de Shakespeare, las locuras de Van Gogh o las maldades de Caravaggio? Y, de todas formas, ¿quién se priva del disfrute de sus creaciones por esos motivos remotos? Ellos tocaron lo sublime y lo soltaron para que le crecieran alas. Los demás recogimos las semillas divinas que plantaron en el aire.

El arte posee una existencia independiente del resto de la vida; trasciende la historia personal y la sobrepuja. Y el artista renace cada vez que su obra excita una conciencia o revuelve un corazón.

Por eso escribo, acaso: porque me gustaría renacer cual ave fénix y arder en cada uno de mis lectores.


17 comentarios:

  1. En lo que respecta a tu última frase, me gustaría decirte que ya lo haces: ardes con fuerza con cada palabra que escribes, con cada sentimiento que reflejas en tus frases perfectas.
    Un abrazo.
    Francisco

    ResponderEliminar
  2. Un máquina, sencillamente, este chico es un máquina...

    ResponderEliminar
  3. "El arte posee una existencia independiente del resto de la vida; trasciende la historia personal y la sobrepuja. Y el artista renace cada vez que su obra excita una conciencia o revuelve un corazón" muy muy cierto y bello!!! Nancybell02.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, de verdad, a todos los que dejáis vuestros comentarios. Estoy pasando unos momentos algo complicados y os aseguro que leeros me sube la moral, me anima y me ilusiona para continuar en esta aventura de escribir que tantos compartimos, aunque el camino haya que recorrerlo en solitario.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que ya lo haces, que bello todo lo que escribes, de verdad, enhorabuena

    Aramat

    http://el-mundo-paralelo.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Tienes razón, muchos artistas pudieron ser odiados y hasta canallas...
    En tu caso, eres un artista genial y además con increíble calidad humana.
    Sigue así : )

    ResponderEliminar
  7. Gracias, chicas. Más que arder, voy a enrojecer con tanto halago.

    ResponderEliminar
  8. ¡Tío, no sólo escribes bien sino que, encima, las traes a todas locas!
    Un abrazo ;D.
    Francisco

    ResponderEliminar
  9. El arte es un transitar aventuras. Como la tuya al escribir...

    Saludos muchos, Carlos.

    ResponderEliminar
  10. Creo que las motivaciones para escribir son variadas, muchos lo harán por quedar, otros simplemente por necesidad. No creo que la publicación o que otros te lean sea el motivo para escribir, no es el mío. Solamente se salvan los genios, y lamentablemente, no todos lo somos. El resto nos quedamos con las palabras que nos habitan, y quizá con un poco de suerte, habiten en otros.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Los motivos son variados incluso en un mismo escritor. Yo escribo para conocerme y encontrarme a mí mismo. Algunos textos no desearía en absoluto que se publicaran. Sin embargo, en otras ocasiones siento la necesidad de compartir mis escritos y de saber la reacción que provocan en quienes los leen.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Pues arriba esa moral, Carlos, que empiezas bien, con fuerza literaria y sabiendo lo que quieres.
    Un placer tenerte como lector.
    Y mi mejor abrazo desde Madrid, muchacho.

    ResponderEliminar
  13. El arte nos permite renacer de nuestras cenizas y tienes razón porque gracias a la escritura yo voy resurgiendo de las mias. Muy buen ensayo

    ResponderEliminar
  14. Gracias a Antonio por los ánimos; nos leemos.
    Y a mi bruja favorita le digo que me alegra su comentario y que yo siento lo mismo. Sin duda la escritura es la mejor medicina que conozco.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  15. Supongo que el afán de perpetuarse, de quedar, de dejar algo de uno aquí para los restos es una fuerza poderosa.
    Poderosa es la fuerza que te empuja a escribir para tí y por ende para los demás.
    Efectivamente el arte queda y no entramos en juzgar al artista que ya no está en sus aspecto personal.El arte saca lo mejor de la persona siempre.

    un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Totalmente de acuerdo contigo, Valandan.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Carlos muchas felicidades por tu premio, he leído la entrevista que te hicieron y contestas como todo un profesional. Me apunto a seguirte porque si los soñadores de letras nos unimos crearemos un mundo de sueños leídos. Hasta que algún día podamos llegar lejos, no dejemos que nadie, que ningún obstáculo nos corte las alas de la imaginación.

    ResponderEliminar