jueves, 14 de julio de 2011

Gracias


Hoy no escribo acerca de ningún tema, sino sobre ciertas personas. Me refiero a todos aquellos que han encontrado unos minutos de su tiempo, en esta vorágine del siglo XXI, para leer mis entradas. Son más de 100 los seguidores (prefiero llamarlos críticos) que figuran en las estadísticas del blog. En ocasiones desaparecen por problemas técnicos; entonces este espacio parece el cementerio de un predicador de palabras. Por fortuna, hasta el momento siempre han reaparecido para conformar en la esquina superior derecha ese mosaico de caras y nombres – algunos conocidos para mí, otros no – que confiere vida a la página y en el que me siento, de algún modo, reflejado.

Sé que otros también me leen, aunque no se contabilice su discreta presencia. Lo sé porque a veces me lo dicen, y supongo que algunos más lo leerán sin mencionarlo nunca. A todos, sin excepción, les doy las gracias. He recibido comentarios que me han emocionado, que me han hecho reflexionar o sencillamente esbozar una sonrisa. Agradezco en especial a personas como Daniel, Francisco o Bocanegra, por escribir varias veces y darle mayor sentido al blog con sus aportaciones.

Mi primera entrada data del 9 de junio de 2010. Por tanto, el blog lleva más de un año de andadura. Cuando lo creé no tenía ningún proyecto claro que lo dirigiera; tan solo una vaga voluntad de perdurar y un cierto rechazo preventivo al abandono. Hoy esa voluntad se ha hecho más firme: la página se ha convertido en algo importante para mí. Y el motivo sois cada uno de vosotros.

15 comentarios:

  1. Recuerda que el feedback con los lectores solo se produce si lo que expones en tus entradas tiene el poder de hacer vibrar alguna fibra sensible del lector, de tocar el resorte que elimina la indiferencia de quienes estamos al otro lado de la pantalla.
    Carlos, tienes el don de la comunicación. Has acertado con tu carrera (maldita sea, yo también quise estudiar periodismo *.*)...
    ¡Un fuerte abrazo, amigo!
    Francisco

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena, por todo. A ver cuando me haces una visita a Luz y Penumbra, que yo en vez de críticos tengo soñadores :)

    ResponderEliminar
  3. Saludos compañero. Creo que somos nosotros (al menos yo si) que debemos darte las gracias a ti por deleitarnos con tus pensamientos y reflexiones a palabra escrita. Como dice "Relatos de sal" tienes el don de la comunicación, los dioses te han bendecido con este don y tienes que aprovecharlo al máximo. En conclusión gracias a ti y sigue así compañero (y amigo aunque sea virtualmente).

    ResponderEliminar
  4. Gracias, chicos. Y siento ser poco generoso con los comentarios, pero suelo leeros siempre que tengo tiempo. Ahora estoy revisando viejos escritos, ya que me ha surgido la posibilidad de publicarlos y no quiero que salga cualquier cosa de la que después vaya a arrepentirme. Esta es una tarea absorbente; de hecho llevo semanas sin casi escribir nada nuevo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. No des las gracias Carlos, tiene razón Jacaco, somos los demás quien debemos darlas por dedicar tu tiempo y esfuerzo en mostrarnos tus creaciones. Llegará lejos, no lo dudes.

    ResponderEliminar
  6. Es más lo que nos das a los que te seguimos que lo que te podemos aportar, Carlos!

    Por mi parte, ¡un abrazo y todo mi apoyo para la tarea que emprendas!

    ResponderEliminar
  7. Mi más sincera enhorabuena, en el mundo de las letras, y muchisimo más en el de los blogs donde hay millones es complicado hallar un lugar entre la gente, sin embargo tu lo has conseguido con logro, a la vista esta con esos más de 100 seguidores, ya quisiera contar al menos con la mitad de fieles lectores.
    También te animo a que si quieres puedo promocionar tu blog o cualquiera de tus obras en mi blog, ya que mi labor aparte de hacerme un hueco para ser leido como contador de historias, es ayudar a aquellos que como yo sueñan con hacerse oir. Sin más gracias por tu atención.
    http://elvendedordehumos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Saludos.
    Ya estoy siguiendo todas estas cosas que nos cuentas.

    ResponderEliminar
  9. De todas maneras los lectores no me pertenecen y en cualquier momento se pueden marchar, así que seguiré tratando de mejorar la calidad de los textos para conservar su interés.
    Gracias de nuevo a todos por vuestras afectuosas palabras, y a Edú también por su proposición.

    ResponderEliminar
  10. He visto blogs malos con miles de lectores y blogs muy buenos con pocos lectores... desgraciadamente Internet es puro marketing.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Opino lo mismo, Alejandro. El número de lectores solo es orientativo del seguimiento del blog, no de su calidad. La cantidad y la calidad no están necesariamente relacionadas en este caso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Carlos: A pesar de la relativa certeza de quienes te escriben acerca de tus cientos de seguidores, el pensar en ellos es muy significativo de tu parte. ¿Quién no desea sentirse vivo y leído? Todos, incluyéndome al administrar y crear un blog un tanto incipiente por ahora.
    Así que me suscribo al tuyo del que ya soy seguidor.

    ResponderEliminar
  13. Bienvenido, Guillermo. Una de las virtudes del blog es que permite una comunicación directa con los lectores, lo que es muy útil para el autor de la página. Por eso agradezco especialmente a quienes escriben, ya que no hay certeza de que tus seguidores te siguen si nunca dejan comentarios.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. gracias a ti por compartir tus sensibles y profundas letras, es un placer habitar en tu morada, un besin de esta amiga admiradora.

    ResponderEliminar
  15. Gracias a vos Carlos por compartir tu pluma. Blogger está funcionando bastante mal, por lo menos con mi usuario, y se está complicando comentar. Parece que hoy tengo suerte. Saludos desde Buenos Aires.

    ResponderEliminar